OPINIÓN ACERCA DE LA IMPORTANCIA DE LOS ESTUDIOS AMBIENTALES PARA EL DERECHO

 

     Los Estudios Ambientales revisten una importancia primordial en cuanto al  Derecho se refiere. El evaluar los diferentes eventos que pueden afectar la naturaleza resulta fundamental por la posibilidad cierta del daño que se le causa a diario a nuestro medio ambiente. La contaminación indiscriminada de nuestro hábitat,  acompañada de la destrucción de la fauna y de la flora (que provoca la subsecuente extinción progresiva de los elementos que los conforman), está llevando a un punto crítico, sin retorno, a nuestro entorno natural. Estamos en la obligación como profesionales de cualquier área, pero en especial del derecho por su función controladora, de comprender y estudiar toda la serie de eventos que están afectando nuestros ambientes naturales.

El primer paso para tratar de detener estos eventos catastróficos es la educación ambientalista que debe existir a todos los niveles. Sólo a través de la educación podemos crear conciencia de la importancia de preservar nuestros ambientes naturales sin contaminación y el mantener la biodiversidad de nuestras especies autóctonas, y las del planeta en general, es decir, crear una conciencia global de conservación. No basta con mensajes episódicos transmitidos a través de los medios de comunicación en conmemoración de determinadas efemérides del medio ambiente, sino que se hace necesario y urgente crear una verdadera conciencia ambientalista que asegure a futuro que la protección del medio ambiente va a formar parte del día a día de nuestro país. Es decir, haciendo uso del lenguaje ecológico, es necesario comenzar a generar un pensamiento “verde”.

Para poder cumplir con esta función protectora de la naturaleza, es importante el Derecho como medio coercitivo y de control. Mediante el Derecho Ambiental el individuo no va a aprender qué hacer para preservar nuestro medio ambiente, pero si va a conocer que no hacer para provocar su afectación,  de tal manera que el Derecho fijará los límites necesarios a los ciudadanos que permitan que estos no influencien negativamente la naturaleza. El Derecho no genera en los ciudadanos conciencia ambiental (que describimos en el párrafo anterior que se logra mediante la educación), pero si puede lograr la protección del medio ambiente  mediante una función controladora y coercitiva, que permita al individuo, el tener una limitación legal que le impida afectar la naturaleza que le rodea, aunque ésta le sea indiferente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: