GESTIÓN AMBIENTAL

     La gestión ambiental es un conjunto de actividades, mecanismos, acciones e instrumentos, dirigidos a garantizar la administración y uso racional de los recursos naturales mediante la conservación, mejoramiento, rehabilitación y monitoreo del medio ambiente, aplicándose la política ambiental establecida mediante un enfoque multidisciplinario. Se basa en un proceso permanente y continuo, orientado a administrar los intereses, expectativas y recursos relacionados con los objetivos de las políticas nacionales que tienen que ver con el ambiente, teniendo un carácter intersectorial.

     El objetivo fundamental de toda gestión ambiental es resolver, mitigar y/o prevenir los problemas de carácter ambiental, con el propósito de lograr un desarrollo sostenible, entendido éste como aquel que le permite al hombre el desenvolvimiento de sus potencialidades y su patrimonio biofísico y cultural y, garantizando su permanencia en el tiempo y en el espacio.

     Sin duda alguna, la gestión ambiental permite abordar los graves daños que le hemos causado a nuestro planeta, producto de la desmedida industrialización y del crecimiento desmesurado de la población humana, lo cual pone en evidencia cada vez más el uso inadecuado de nuestros recursos naturales y la avasallante contaminación a la que estamos sometiendo al planeta, con la deposición de desechos sólidos cada vez más difíciles de manejar, la contaminación de nuestros recursos hídricos, los cambios atmosféricos sufridos por la emanación de gases que generan el efecto invernadero y la desaparición progresiva de nuestras especies animales y vegetales por su explotación sin control y por la falta de preservación de las mismas.

Las áreas que involucran la gestión ambiental pueden resumirse en los siguientes puntos:

1.  La Política Ambiental: Relacionada con la dirección pública y/o privada de los asuntos ambientales internacionales, regionales, nacionales y locales. Dicha política va de la mano con los acuerdos internacionales que nuestro país firme en las diversas convenciones ambientales que se celebran cada año en el mundo, las cuales, por aprobación de la Asamblea Nacional, tienen un nivel constitucional (o por lo menos deberían tenerlo).

2.  Ordenación del Territorio: Entendida como la distribución de los usos del territorio de acuerdo con sus características, lo cual contribuye a una mejor distribución poblacional y a la preservación natural en áreas densamente pobladas.

3.  Evaluación del Impacto Ambiental: Conjunto de acciones que permiten establecer los efectos de proyectos, planes o programas sobre el medio ambiente y elaborar medidas correctivas, compensatorias y protectoras de los potenciales efectos adversos. Dichas evaluaciones deben ser realizadas por los órganos competentes y capacitados para tal fin, evitando las improvisaciones y la dilución en asuntos no trascendentales.

4.  Contaminación: Estudio, control, y tratamiento de los efectos provocados por la adición de sustancias y formas de energía al medio ambiente. El abordaje de este gravísimo problema debe ser una política de Estado.

5.  Vida Silvestre: Estudio y conservación de los seres vivos en su medio y de sus relaciones, con el objeto de conservar la biodiversidad. Esto nos aseguraría la prevención de la extinción de especies animales cada vez más en peligro de desaparecerse, debido a factores multifactoriales.

6.  Educación Ambiental: Cambio de las actitudes del hombre frente a su medio biofísico, y hacia una mejor comprensión y solución de los problemas ambientales. La educación ambiental debería comenzar en el hogar y estar incluida dentro de la educación formal.

7.  Estudios de Paisaje: Interrelación de los factores bióticos, estéticos y culturales sobre el medio ambiente. Hacer más habitables nuestras ciudades, armonizándolas con los espacios naturales.

Parques Nacionales de Venezuela y su importancia para el aseguramiento de la biodiversidad

     Un Parque Nacional es un área del territorio destinada a proteger bellezas escénicas naturales, o muestras de la flora de importancia nacional e internacional. En Venezuela contamos con 43 Parques Nacionales, y su conservación está garantizada en diversos instrumentos jurídicos internacionales ratificados por el Estado venezolano, así como por decenas de leyes y Decretos que han sustentado de forma idónea y oportuna la actividad administrativa y de gestión correspondiente.

     Los Parques Nacionales presentan algunas dificultades en su gestión que van desde una inapropiada estructura para su administración y manejo, hasta limitaciones de orden presupuestario o de guardería y control, situación que puede agravarse por el desconocimiento del carácter restrictivo de protección, y la subvaloración de la enorme lista de beneficios que estas áreas brindan a las poblaciones humanas.

Preservación de la biodiversidad

 

     El término biodiversidad refleja la cantidad, la variedad y la variabilidad de los organismos vivos. Incluye la diversidad dentro de las especies, entre especies y entre ecosistemas. El concepto también abarca la manera en que esta diversidad cambia de un lugar a otro y con el paso del tiempo. Indicadores como el número de especies de un área determinada pueden ayudar a realizar un seguimiento de determinados aspectos de la biodiversidad. Desempeña un papel importante en el funcionamiento de los ecosistemas y en los numerosos servicios que proporcionan. Entre estos, se encuentran el ciclo de nutrientes y el ciclo del agua, la formación y retención del suelo, la resistencia a las especies invasoras, la polinización de las plantas, la regulación del clima, el control de las plagas y la contaminación.

     La conservación de la biodiversidad es un asunto de suma importancia para todos los países, en especial aquellos en vías de desarrollo, donde el futuro dependerá del estado, conservación y conocimiento sobre sus recursos naturales. Gran parte de tales esfuerzos se centra en los Parques Nacionales, de allí que su efectiva conservación debe ser, por lo tanto, un objetivo prioritario de los gobiernos y un compromiso compartido de todos los miembros de la sociedad. Sin duda alguna, los Parques Nacionales son un refugio de fauna y flora espectacular, que brindan a las especies la protección necesaria para que puedan crecer en número y disminuir las posibilidades de extinción de las mismas. Indudablemente, los Parques Nacionales bien preservados son ecosistemas fructíferos que permiten el crecimiento y desarrollo de las especies animales y vegetales y constituyen un refugio natural para su supervivencia.

     En nuestro país, la Oficina Nacional de Diversidad Biológica del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente se encarga de abordar los problemas concernientes a la biodiversidad.

EULISES BAUZA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: